Se aprende haciendo: cómo acoger a jóvenes en tu floristería

| | Tiempo de lectura: 5 minutos

La profesión de florista es, ante todo, para los que se apasionan por ella. Y, sin duda, se aprende haciendo. 

No hay nada como practicar un oficio para saber si realmente te gusta, ¿verdad? 

Además, ser florista no es solo hacer ramos, sino también gestionar los suministros, el stock, montar la tienda, recibir y asesorar a los clientes, etc. Hay que ser versátil, creativo e ingenioso. 

Y también es muy importante tener la oportunidad de poner en práctica los conocimientos adquiridos.

En España, existen diferentes opciones para hacer prácticas a la vez que se están formando o una vez se han finalizado los estudios.

A continuación te contamos dos opciones para poder incorporar a jóvenes en prácticas a tu empresa. 

Opción 1: Contratación para la formación en alternancia

Su objetivo es compatibilizar la actividad laboral con la formación profesional, los estudios universitarios o del catálogo de especialidades formativas del Sistema Nacional de Empleo.

El puesto de trabajo debe permitir la formación complementaria prevista. Y la actividad laboral desempeñada en la empresa deberá estar directamente relacionada con la actividad formativa que justifica la contratación laboral.

¿Cuáles son los requisitos y características de este contrato?

1. Requisitos académicos de los trabajadores

Podrán participar esas personas que no cuenten todavía con el título o certificado para el cual se están formando. 

2. Edad de los trabajadores

Tendrán que tener entre 16 y 30 años, aunque existen ciertas excepciones que se podrán consultar en la web del Gobierno que te comentamos más adelante.

3. Duración de las prácticas

Tendrán que ser de un mínimo de 3 meses y un máximo de dos años.

4. ¿Qué salario podrán percibir?

La retribución no podrá ser inferior al 60 % el primer año ni al 75 % el segundo, respecto de la fijada en convenio para el grupo profesional y nivel retributivo correspondiente a las funciones desempeñadas.

En ningún caso la retribución podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional.

5. Beneficios para la empresa que acoge a la persona en prácticas

  • Se reducen las cuotas empresariales al 100% para empresas de menos de 250 trabajadores y del 75% para empresas de más de 250 trabajadores.
  • Financiación de la formación: bonificaciones en las cuotas empresariales por un número determinado de horas.
  • Bonificación adicional para financiar los costes de tutorización de la empresa.

En esta página podrás conocer más detalles sobre esta modalidad de formación profesional. 

Opción 2: Contratación para la obtención de la práctica profesional

El objetivo de esta contratación es que la persona pueda llevar a la práctica los conocimientos profesionales adquiridos a lo largo de sus estudios o formación.

Tendrá que poseer el título en el momento de iniciar las prácticas en la empresa.

Toma nota de sus principales características. 

1. Requisitos académicos de los trabajadores

El contrato de trabajo para la obtención de práctica profesional deberá tener lugar dentro de los tres años, o de los cinco años si se concierta con una persona con discapacidad, siguientes a la finalización de los estudios.

No podrán participar esas personas que ya hayan hecho prácticas en la misma empresa sobre la misma actividad profesional por un periodo superior a 3 meses. 

De todas formas, existen ciertas excepciones que podrás conocer mejor en la página del Gobierno. 

2. Edad de los trabajadores

En esta modalidad, no se especifica la edad máxima para realizar las prácticas. 

En cuanto a la edad mínima, tampoco se determina. Aunque, al ser uno de los requisitos que la persona haya finalizado una titulación o certificación relacionada con la actividad profesional, se presupone que será mínimo de 16 años. Recomendamos comprobarlo con la administración correspondiente. 

3. Duración de las prácticas

No podrá ser inferior a 6 meses ni exceder a 1 año.

4. ¿Qué salario podrán percibir?

La retribución será la fijada en el convenio colectivo aplicable en la empresa para estos contratos o en su defecto, la del grupo profesional y nivel retributivo correspondiente a las funciones desempeñadas. 

En ningún caso, la retribución podrá ser inferior a la retribución mínima establecida para el contrato para la formación en alternancia ni al salario mínimo interprofesional en proporción al tiempo de trabajo efectivo.

5. Beneficios para la empresa que acoge a la persona en prácticas

  • Si se acaba firmando un contrato indefinido a tiempo completo o parcial después del contrato de prácticas, la empresa recibirá una bonificación en las cuotas empresariales a la Seguridad Social, consistente en 500 Euros/año, durante tres años.Si el contrato se hubiera celebrado con una mujer será de 700 Euros/año.
  • Si los trabajadores tienen discapacidad, las empresas tendrán derecho a una reducción, durante la duración del contrato, a tiempo completo o parcial, del 50% de la cuota empresarial de la Seguridad Social correspondiente a las contingencias comunes.

Podrás conocer más detalles a continuación en esta página.

Como florista, ¿qué ventajas tiene para mí contratar a un joven?

  • Transmitir tus conocimientos y tu pasión a la siguiente generación, para que la profesión de florista siga floreciendo durante muchos años.
  • Beneficiarse de una reducción de las cotizaciones a la seguridad social.
  • Obtener nuevas ideas e inspiración para la tienda y tus creaciones.
  • Conocer las últimas tendencias.
  • Repartir la carga de trabajo con mano de obra adicional.
  • Capitalizar la formación de un joven que podría ser contratado en la empresa al final de su contrato de aprendizaje (evita reiniciar los procesos de contratación y formación, ahorra tiempo, conocimiento de la tienda y de la clientela, etc.)

Acoger a un joven en tu floristería: una opción muy atractiva para el negocio

Este intercambio de conocimientos, técnicas teóricas y prácticas permite perpetuar profesiones basadas en la artesanía y la pasión, como la de florista. 

Esperamos que este artículo te haya ayudado a conocer mejor las opciones que existen para contar con jóvenes profesionales en tu negocio, y ayudaros mutuamente a seguir floreciendo en este sector. 

No dudes en ponerte en contacto con los centros de aprendizaje, las páginas web del Gobierno dedicadas al aprendizaje y el convenio colectivo de los floristas en particular.

2 comentarios en «Se aprende haciendo: cómo acoger a jóvenes en tu floristería»

    • ¡Hola, Julia! Nos alegra mucho que te haya resultado útil. Cierto, en campañas hay muchísimo por hacer y nunca viene mal un soporte extra. Y seguro que los jóvenes aprendices agradecen muchísimo tener esta experiencia. Un saludo.

      Responder

Deja un comentario