Descúbrelo TODO sobre los gladiolos: cuidados, usos y mucho más

| | Tiempo de lectura: 8 minutos

Agosto es un mes especial.

Es sinónimo de sol, calor, inicio de las vacaciones para muchos, y el mes del gladiolo.

¿Conoces bien esta hermosa la flor?

Es preciosa, muy resistente y también se la conoce como flor de la victoria debido a que sus hojas recuerdan a las espadas de los soldados.

El gladiolo funciona genial como planta ornamental en arreglos florales y ramos con flor cortada.

También son ideales para la decoración de ramos de novia y decoración nupcial.

Hoy queremos contarte todo lo que necesitas saber sobre los gladiolos, una flor que te sorprenderá sin duda.

Descúbrelo todo sobre los cuidados del gladiolo, sus características y sus significados.

¡Empezamos!

Italian Trulli
Colección de gladiolos

¿Cuál es el origen de los gladiolos?

El gladiolo es una flor con origen africano y de las zonas más cálidas de Europa. Forma parte de la familia de las Iridáceas.

Esta planta perenne y bulbosa cuenta con más de 250 especies distintas, de las cuales 163 son de África austral, 10 de Eurasia, 9 de Madagascar y el resto de África tropical.

Se trata de un tipo de flor muy versátil, utilizada como planta ornamental en jardines y popular entre los amantes de la flor cortada (su principal uso).

Los gladiolos florecen a inicios de verano (julio) y mantiene su floración hasta el otoño (septiembre – octubre).

Como curiosidad, en el siglo XIX hubo un boom por los gladiolos, convirtiéndolo en la flor que todo el mundo quería tener, tanto en Europa como en los Estados Unidos.

Por eso, durante esa época se cruzaron distintas especies silvestres, aumentando las variedades de gladiolos disponibles e incrementaron las zonas de cultivo disponibles para la venta.

Sin embargo no se cuidó demasiado su nomenclatura de estos nuevos híbridos.

Es por ello que, hoy en día, a la mayoría de los Gladiolos se los conoce bajo la denominación Gladiolus x hybridus o Gladiolus x grandiflorus.

Descubre las características esenciales de los gladiolos

Sin duda, el gladiolo es una planta resistente y de fácil cuidado donde las haya.

Crece a partir de bulbos, lo que nos permite flexibilidad en su plantación y floración.

A los bulbos de los gladiolos se los conoce como cormos y tardan unos 60 días en florecer desde su siembra. Florecen a principios de verano y la mantienen hasta el otoño.

Al ser una planta bulbosa, el gladiolo florece cada año siempre que se cuiden y conserven sus cormos de manera adecuada.

Si los tienes en una zona templada y sin heladas, no es necesario que los desentierres. Simplemente, déjalos descansar durante el invierno.

Los gladiolos también pueden ser silvestres, y crecer en grupo y siempre en el mimo lugar.

Es una de las plantas con más variedades que existen: cerca de 10.000. Esto permite que la podamos combinar con distintos colores y tamaños.

Los gladiolos más populares tienen cerca de 1,5 metros de altura.

Sus flores están dispuestas en largas espigas de 12 a 20 flores cada una. Hay gladiolos con flores en miniatura, y otros con flores gigantes y espectaculares.

Sus hojas son perennes y verdes durante todo el año, incluso durante las épocas más secas.

Tienen forma de lanza, son alargadas y están cubiertas por una especie de cera. En resumen: son muy especiales y existen muchísimos tipos diferentes.

¿Conoces el significado del gladiolo?

Su nombre proviene del latín «gladiolus”, diminutivo de “gladius», que significa “espada”.

Esto se debe a la forma que tienen sus hojas y que recuerdan a las espadas romanas.

Su nombre también hace referencia a la flor que se entregaba a los gladiadores romanos que triunfaban en la batalla.

Por ello, los gladiolos son el símbolo de la victoria.

En la mitología, de hecho, hay muchos cuentos de los gladiolos saliendo de la sangre derramada en una espada romana.

Más tarde, en la Edad Media, los gladiolos se usaban con fines medicinales como ungüentos y cataplasmas para aliviar el dolor.

En cuanto a su simbología, la flor gladiolo representa la victoria, la fuerza interior y la integridad moral. Es una flor luchadora y ganadora.

Como en la mayoría de las flores, cada color tiene un significado y los gladiolos no son una excepción.

Los gladiolos naranjas simbolizan amor sensual, los rosas desean suerte, los rojos evocan erotismo, los amarillos invitan al amor y el significado del gladiolo blanco está relacionado con la inocencia y pureza.

¿Quieres conocer más sobre los diferentes colores de los gladiolos? A continuación entramos en detalle.

¿Qué colores y tipos de gladiolos existen?

Los gladiolos cuenta con una amplia gama de colores y tamaños.

Podemos encontrar gladiolos con flores de color blanco, crema, rojo, amarillo, anaranjado, púrpura e incluso azul.

Toma nota.

  • Gladiolos morados: destacan sus preciosas flores de color violeta. En este grupo destacan el Gladiolus communis o el Gladiolus imbricatus.

  • Gladiolos rojos: es la planta más demandada y popular por su color brillante. Las variedades más comunes son “Carmen”, “Eurovisión” o la “Red Beauty”.

  • Gladiolos amarillos: la variedad más importante es el Gladiolus angustus, un gladiolo nativo de Suráfrica.

  • Gladiolos verdes: no es una variedad tan común pero sí muy hermosa. En esta variedad tenemos el Gladiolus gunnisii o el Gladioulus halophilus.

  • Gladiolo blanco: el más elegante de todos y muy utilizados especialmente en bodas. En este grupo podrás encontrar el Gladioulus undulatus o el Gladiolus callianthus.

Actualmente existentes miles de tipos distintos de gladiolos en todo el mundo perfectos para la creación de arreglos florales increíbles. Para comercializarlos se suelen clasificar como:

  • Los híbridos de flor grande. Estos son los Gladiolos más conocidos y populares. Tienen flores de gran tamaño, de hasta 14 cm. Se suelen comercializar como flor cortada para decorar y realizar arreglos florales.
  • Los híbridos conocidos como “mariposa”. Esta especie tiene unas flores pequeñas a lo largo del tallo y con colores muy vivos.
  • Los primulinus. Gladiolos con flores pequeñas, dispuestas irregularmente sobre el tallo y de hasta 20 unidades en cada una de las varas.
  • Los gladiolos silvestres. Son el resultado de la mezcla de distintas especies silvestres como por ejemplo el Gladiolus callianthus.

Cuidados de gladiolos: 5 cosas a tener en cuenta

A pesar de ser una planta resistente, hay ciertos detalles que debes conocer para un buen cuidado de los gladiolos.

Luz

El gladiolo será más feliz a pleno sol.

Es una planta que necesita gran cantidad de luz solar para desarrollarse. De hecho, es su principal necesidad para florecer.

Al tratarse de una planta bulbosa, sus bulbos necesitan al menos 12 horas diarias de luz directa para que las flores abran. Si la luz es insuficiente, el gladiolo no crecerá.
Por el contrario, si es demasiado intensa, su tallo acabará por ser muy pequeño.

Tierra

A pesar de ser un tipo de planta que soporta muy bien distintos tipos de tierra, es recomendable contar con un sustrato arenoso con alguna aportación orgánica como por ejemplo el compost.

Lo mejor es dejar espacio entre un bulbo y otro, y que no haya otras plantas junto a los gladiolos. Es una flor muy «territorial», y no crece bien si tiene otras especies cerca de ella.

Temperatura

Los gladiolos no soportan muy bien las bajas temperaturas ni las heladas del invierno, ya que es una planta que ama el sol y calor del verano. Y, por lo tanto, se encuentra en zonas cálidas.

Por eso, lo mejor en esta época es desenterrar los bulbos tras la última floración y guárdalos en lugar oscuro y seco, protegidos hasta la siguiente primavera.

Las temperaturas óptimas del suelo deben rondar los 10-12° C y las ambientales sobre los 15° C por la noche y 20°-25 °C por el día.

Riego

Este tipo de planta requiere mucha agua y humedad constante. Aunque se debe evitar que la planta quede encharcada.

Si la tierra está húmeda, la planta florecerá más y el tamaño de sus flores será mayor.

En cambio, si la planta pasa sed, podría no llegar a florecer o hacerlo de forma deficiente.

Los tipos de riego que se suelen emplear con los gladiolos son el de aspersión, manta o por goteo.

Plagas y enfermedades

Las plagas y enfermedades principales de los gladiolos son sobre todo de trips, pulgones y babosas, así como por moscas del bulbo y del narciso y por los áfidos del bulbo.
Además, les afectan la podredumbre gris, botritis, roya transversa y fusarium, entre otras enfermedades.

Hemos recopilado los cuidados del gladiolo y las características más relevantes de esta bella flor en una completa infografía gratuita que puedes descargarte a continuación.

Imprímela y úsala como detalle con tus clientes cuando se lleven un arreglo con gladiolos, o la planta en si.

Gladiolo, la flor que no te puede faltar este agosto

Esperamos que esta guía sobre los cuidados del gladiolo, sus significados y características más relevantes te haya ayudado a conocer más (y mejor) esta preciosa flor.

No dudes en utilizarla en tu floristería como arreglos florales o como decoración para eventos.

Consigue tus gladiolos en nuestra colección.

Italian Trulli
Colección de gladiolos

Échale un vistazo a nuestro catálogo con más de 10.000 referencias en flores, plantas y accesorios.

Deja un comentario